Diagnóstico, logros y desafíos. Sacmex 2018

No es un reporte burocrático. Es una rendición de cuentas transparente, objetiva y de ágil lectura. Incluye ilustrativa línea del tiempo que abarca de 1325 a 2018. En cada capítulo de este documento se expone el estado y los logros alcanzados en los diferentes aspectos del quehacer del Sistema de Aguas de la Ciudad de México. Qué sí se pudo hacer, en qué se avanzó, dónde se tuvieron las principales dificultades e impedimentos y qué se recomienda como siguientes pasos prioritarios de atención.

 

Algunos servicios públicos son indispensables e insustituibles, y representan un sustento para muchos otros. Es el caso del servicio de agua potable, que de manera muy justificada se considera constitucionalmente como un derecho humano. Como tal, es una obligación del Estado mexicano mantener en él los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

La Ciudad de México está ubicada en una de las zonas con menor disponibilidad de agua del planeta. Su complejidad, sus grandes dimensiones, la problemática que todos los días resuelve, las situaciones excepcionales que enfrenta –y que sólo acontecen en esta megaurbe–, las limitaciones que tiene, sus enormes retos técnicos, económicos, políticos y sociales, la coordinación interinstitucional que requiere y la organización del trabajo de miles de personas, entre otros múltiples retos, hacen que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) sea, por mucho, el organismo operador más complejo y fascinante del país.

En cada capítulo de este documento se expone el estado y los logros alcanzados en los diferentes aspectos del quehacer del Sacmex. Qué sí se pudo hacer, en qué se avanzó, dónde se tuvieron las principales dificultades e impedimentos y qué se recomienda como siguientes pasos prioritarios de atención.

 

Consulte el libro completo aquí.