Libramientos que fortalecen la infraestructura en el Bajío

www.gob.mx
Néstor Daniel García Ríos. Superintendente de Plantas de Asfalto en León y Guadalajara para VISE.

En los últimos años, el Bajío se ha convertido en una región estratégica y en la predilecta para muchas compañías e industrias; además, posee una afluencia turística importante, sin olvidar que por la zona transita un número considerable de automovilistas que recorren los distintos tramos carreteros entre ciudades todos los días. Por ello, la construcción de libramientos se ha considerado una inversión muy viable.

 

Los libramientos se planean como rutas diferentes de las vías principales; su función es desahogar a las ciudades del tráfico que tiene un itinerario más largo; en otras palabras, el propósito específico de un libramiento es ser una vía alterna para que los conductores no eviten un área congestionada y más adelante se incorporen a la carretera o autopista para continuar su trayecto hasta el lugar de destino.

El desarrollo de libramientos urbanos representa un alivio ante los problemas ocasionados por el tráfico que satura vialidades urbanas y que frecuentemente ocasiona problemas de congestionamiento, contaminación y accidentes viales. Algunos de los libramientos más importantes en la región del Bajío se enumeran en los siguientes apartados.

 

Libramiento San Luis Potosí

El objetivo de su desarrollo es hacer eficientes tiempos y distancias, al enlazar las carreteras de San Luis Potosí a Guadalajara, Aguascalientes, León y Zacatecas, así como a la Ciudad de México, Monterrey y Nuevo Laredo. La obra también conecta el Golfo con el Pacífico, y el norte con el sur del país.

Dimensiones: está conformado por tres tramos: a) oriente, de 33 kilómetros; b) norte o “Vicente Rangel Lozano”, de 31 kilómetros, y c) poniente, de 25 kilómetros.

Particularidades: beneficia las ciudades de Lázaro Cárdenas, Guadalajara, Zacatecas, Querétaro, Ciudad de México, Monterrey, Nuevo Laredo, Reynosa, Tampico, Mazatlán y Chihuahua.

Fecha de inauguración: enero de 2017.

Inversión: es un proyecto público-privado de más de 1,600 millones de pesos.

 

Distribuidor vial en el Libramiento de Celaya

Detona la conectividad carretera de la zona metropolitana Laja-Bajío para tener una mejor movilidad en la ciudad de Celaya, lo que permite reducir el congestionamiento vial y generar otros caminos para quienes circulan por la región. Además, tiene conexión con la autopista federal 45 Querétaro-Irapuato.

Dimensiones: tiene una longitud total de 16 kilómetros.

Particularidades: su base es de carpeta asfáltica y tiene un aforo vehicular diario de más de 12 mil automóviles.

Fecha de inauguración: julio de 2017.

Inversión: se trata de un proyecto público-privado con un costo superior a los 43 millones de pesos.

 

Macrolibramiento de Querétaro “Centenario de la Constitución”

Inicia en el entronque Palmillas de la autopista México-Querétaro y culmina en el entronque de Apaseo el Grande, en Guanajuato. Reduce casi una hora el traslado de la zona sur del Bajío a la Ciudad de México. El 80% de las unidades que circulan por este libramiento son vehículos de carga, y 20% son ligeros.

Dimensiones: abarca 88 kilómetros de carretera de concreto hidráulico; tiene cuatro carriles,  nueve  entronques,  23  pasos  inferiores,  nueve  pasos  superiores  vehiculares  y 15 puentes.

Particularidades: cada día lo utilizan más de 13 mil vehículos, los cuales optan por esta vía para evitar el ingreso al municipio de San Juan del Río, Querétaro. Es parte del corredor carretero longitudinal Querétaro-Ciudad Juárez.

Fecha de inauguración: mayo de 2017.

Inversión: es un proyecto público-privado con un costo final de 5,800 millones de pesos.

 

Macrolibramiento de Guadalajara

Conecta las autopistas México-Guadalajara, Guadalajara-Colima y Guadalajara-Tepic. La obra es utilizada por automovilistas y vehículos de carga pesada, con lo que se libera el tránsito de la zona metropolitana de Guadalajara. Es el segundo libramiento más largo del país.

Dimensiones:  tiene  111  kilómetros  de  longitud;  cuenta  con  una  sección  transversal de 22 metros para alojar cuatro carriles de circulación y siete entronques a desnivel.

El macrolibramiento de Guadalajara es el segundo libramiento más largo del país. Conecta las autopistas México-Guadalajara, Guadalajara-Colima y Guadalajara-Tepic. La obra es utilizada por automovilistas y vehículos de carga pesada, con lo que se libera el tránsito de la zona metropolitana de la capital jalisciense. Es un proyecto público-privado con un costo mayor a los 8,500 millones de pesos.

Particularidades: es una obra de concreto hidráulico y tiene un aforo cercano a los 6 mil autos por día.

Fecha de inauguración: noviembre de 2017.

Inversión: es un proyecto público-privado con un costo que supera a los 8,500 millones de pesos.

 

Palabras finales

Las cuatro obras enumeradas destacan por su infraestructura e ingeniería, pero sobre todo por el desarrollo económico y las facilidades que generan en materia de movilidad; por ejemplo, al conectar carreteras y autopistas reducen considerablemente los tiempos de traslado, sin olvidar que facilitan su recorrido a miles de automovilistas (50 mil en el caso del Macrolibramiento de Querétaro).

Proyectos como éstos aceleran el crecimiento y desarrollo de los estados de Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Jalisco y Querétaro, ya que son vialidades que los conectan de forma directa o indirecta, y esto funciona como un aliciente para que las diferentes industrias continúen invirtiendo en la zona.

Hoy en día, la zona del Bajío es considerada una de las más fuertes del país en el aspecto económico, y es que aporta casi el 10% del producto interno bruto.