Primera planta potabilizadora de agua sulfurosa en el país

Héctor Durán Díaz. Director general de Agua de Puebla para Todos.


Beneficia a más de 200 mil habitantes de 80 colonias del sur de Puebla.

En la ciudad de Puebla ya puede utilizarse en las casas agua que alguna vez fue sulfurosa, con la puesta en marcha de la primera planta potabilizadora de este tipo en el país que permite tratar cada día 7,776 metros cúbicos de agua que antes era desaprovechada.

El agua sulfurosa corre de manera superficial por distintas zonas de la capital poblana, y siempre terminaba en los cauces de ríos como el Atoyac; no obstante, distintos estudios especializados revelaron que era posible hacerla potable. Así, la planta potabilizadora Paseo del Río fue diseñada con tecnología de punta mediante tratamiento por ósmosis inversa; es de gran trascendencia social, hidráulica y ecológica y fue construida por Agua de Puebla para Todos, empresa concesionaria de los servicios de agua potable, saneamiento y alcantarillado, como parte de su compromiso de desarrollar e invertir en nuevos proyectos para mejorar el abasto de agua en la ciudad.

La instalación beneficia a cerca de 200 mil habitantes de 80 colonias del sur de la ciudad, y ante los beneficios observados, la empresa inició en junio pasado la construcción de la segunda etapa de esta planta; se prevé que al concluirse a principios del año 2020, la obra producirá 15,552 m3 de agua potable, lo que equivale a aportar diariamente 1,552 pipas más de agua de 10 metros cúbicos cada una.

La inversión de la segunda etapa rebasa los 90 millones de pesos, sumados a los 100 millones ejercidos en la construcción de la primera etapa. Con capacidad máxima de potabilización de 180 litros por segundo, permitirá extraer, encauzar y aprovechar el agua sulfurosa existente en la urbe. La zona de Agua Azul es la fuente de la primera etapa, mientras que en la segunda, el caudal sulfuroso se obtendrá de la avenida Juárez, la cual proporcionará un volumen global de 5,676,480 m3/año para potabilización y distribución.

Para esta segunda fase se construyó un colector con una extensión de 4 kilómetros, el cual conducirá exclusivamente agua sulfurosa proveniente de los manantiales ubicados en la zona de la avenida Juárez con una aportación de 120 l/s, de los que se incorporarán 90 l/s potabilizados a la red hidráulica existente. El objetivo de este proyecto es la producción de agua potable para entregar 32 litros adicionales, por lo que al ponerse en marcha la segunda etapa de esta planta en el año 2020 se contará con una dotación de 164 litros por habitante al día en las 80 colonias comentadas.

Con estas acciones, se disminuye el déficit hídrico en las colonias del sur de la ciudad de Puebla a través del incremento de la oferta de agua potable; además, se busca contribuir al rescate del río Atoyac mediante el desarrollo de un proyecto ambiental, al evitar la descarga al río de agua sulfurosa sin tratamiento.

De esta manera, Agua de Puebla para Todos aprovecha uno de los dos hidroestratos del acuífero del Valle de Puebla, correspondiente al agua termal sulfurosa que se encuentra a 160 metros de profundidad en promedio en la zona de la avenida Juárez, donde pueden encontrarse afloramientos que hacen posible su captación y aprovechamiento.

Con estas acciones, se disminuye el déficit hídrico en las colonias del sur de la ciudad de Puebla a través del incremento de la oferta de agua potable; además, se busca contribuir al rescate del río Atoyac mediante el desarrollo de un proyecto ambiental, al evitar la descarga al río de agua sulfurosa sin tratamiento.

Agua de Puebla para Todos da pasos firmes con el compromiso de mejorar la prestación de los servicios de agua potable, drenaje y saneamiento, y el reto de realizar importantes inversiones en infraestructura hidráulica que mejoren la calidad y eficiencia en la entrega de los servicios hídricos en Puebla. Se hace hincapié en la corresponsabilidad de la población de contribuir al cuidado del vital líquido en sus hogares y la preservación del medio ambiente, a fin de garantizar de manera conjunta un futuro con agua para las nuevas generaciones